Pyramid Design

Disfunción del Suelo Pélvico

El suelo pélvico es un conjunto de estructuras musculares, ligamentosas y fasciales que sostiene la parte inferior del abdomen como un arco protector en forma de hamaca flexible. Su función es mantener en posición correcta y en suspensión la vejiga, el útero y el recto contribuyendo a contrarrestar la gravedad.
Cuando estos músculos se debilitan pueden generar trastornos (disfunciones pelviperineales):
- Incontinencia urinaria.
- Incontinencia fecal.
- Estreñimiento.
- Prolapsos viscerales (pueden tratarse con fisioterapia los grados I y II).
- Vaginismo.
- Dispareunia.
- Disfunciones sexuales (disminución de la sensibilidad sexual de la mujer y las sensaciones dolorosas durante el coito).
- Dolor perineal (sacro, coxis, pubis).
- Dolor en la vagina.
- Dolor en la musculatura de suelo pélvico.
- Sensación de pesadez en la zona.
- Etc… .
Causas:
- Lesiones esfinterianas.
- Cirugía abdominal y ginecológica (tratamiento pre y postquirúrgico).
- Embarazo.
- Parto (incluso aquellos que se producen por cesárea).
- Estreñimiento.
- Pérdida de tono muscular por la edad.
- Obesidad.
- Los ejercicios de abdominales tradicionales.
- Deportes que conlleven un impacto continuado sobre la zona pélvica como andar deprisa, correr o saltar.
- etc… .
Tratamientos:
Realizamos un diagnóstico y un tratamiento curativo o de prevención según la patología que presente.

Devolvemos al suelo pélvico, la rigidez y el tono muscular necesario para evitar los trastornos aplicando:
- Técnicas manuales de estiramiento y fortalecimiento de la musculatura.
- Técnicas instrumentales: electroestimulación y biofeedback.
- Técnicas de comportamiento (calendario miccional,…).
- Aprendizaje de los ejercicios de Suelo Pélvico.
- Aprendizaje de Gimnasia abdominal hipopresiva.
- Aprendizaje de masajes perineales.
- Aprendizaje de la utilización de mecanismos intracavitarios (como las “bolas chinas”).

Los pacientes pueden acudir derivados de diferentes especialidades, como Ginecología, Urología o Cirugía Proctológica.
Este tipo de trastorno puede llegar a convertirse en una barrera psicológica que impide disfrutar plenamente de las actividades cotidianas (actividad física, laboral, sexual de la persona, viajar…) y que contribuye a bajar la autoestima llegando a producir, en los casos más graves, trastornos emocionales.
Hay falta de información sobre este tema y es fundamental saber que existen tratamientos para estos trastornos frecuentes y discapacitantes, que tienen solución.
Es una patología que habitualmente se lleva en silencio por pudor o por ignorar que tiene fácil tratamiento. Se piensa que es normal tener pérdidas después de haber dado a luz o cuando se llega a una determinada edad. Pero no es así.
Las disfunciones del suelo pélvico se dan en ambos sexos. No hay edad para la aparición y se puede empezar a trabajar a cualquier edad, en realidad es un tratamiento sencillo. Lo importante es acudir al especialista ante el primer síntoma.